viernes, 19 de diciembre de 2014

Los piloneros son besos especiales...

Cuando se tiene confianza sexual con una amiga o incluso con la esposa o novia, en muchas ocasiones suelen surgir la pregunta: ¿te comerías una polla a medias conmigo? Es indiferente que la cuestión la plantee el o ella, lo más seguro y siempre que haya esa complicidad que la respuesta sea una sonora carcajada. Sin embargo, si no hay tabúes es posible que a esa sonrisa le siga una interesante conversación que suba de morbo y que enseguida se piense en el candidato idóneo.
Seguramente si se plantea la realización de la fantasía desde la acción del beso entre la pareja, más que en el hecho de que un buena polla se cruce en ese momento, se podrá conseguir más el objetivo que no es otro que sentir una placer especial mientras realizas un beso pilonero.
¿No os parece?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.